jueves, 30 de junio de 2011

APRENDIENDO A ALIMENTAR NUESTRO CEREBRO:



Todos nos preocupamos por nuestra salud, en mayor o menor medida. Muchos creemos que estamos haciendo un esfuerzo real por “comer saludable” y así estar sanos. Pocos son los que realmente saben qué y cómo comer para maximizar los beneficios de los alimentos.

Cada parte de nuestro cuerpo, cada órgano tiene una función específica; por eso mismo no podemos decir qué órgano sea el más importante. Pero todos sabemos que el cerebro es elemental.

El buen funcionamiento del cerebro se puede ver reflejado en nuestro estado de ánimo, en la capacidad de conciliar un buen sueño y en la memoria. Aquí les dejamos un fragmento de una nota sobre el tema:

"Sólo tiene un cerebro, cuídelo", señala el psicólogo experimental Patrick Holford, fundador del Instituto para la Nutrición Optima de Estados Unidos y autor del libro Nutrición óptima para la mente, en el cual brinda una serie de claves para pensar, recordar y sentirse mejor.

Según Holford, el modo en que cada uno piensa y siente depende directamente de lo que come, mientras que la mayoría de los problemas psicológicos pueden resolverse o aliviarse ayudando a la terapia psicológica, por medio de una correcta nutrición. El experto dice que hay cinco tipos de nutrientes que mantienen una salud mental de primera.

Datos clave

Equilibra tu glucosa. Para Holford los alimentos ricos en hidratos de carbono de liberación lenta, que el cuerpo transforma en glucosa, son el mejor combustible para el cerebro y el sistema nervioso, porque no forman sustancias tóxicas en el organismo, y liberan su energía de una manera constante y paulatina.

[Hidratos de carbono complejos, pueden estabilizar el azúcar en la sangre, mejorar la función cerebral y disminuir los ataques de hambre. Tales como legumbres; garbanzos, frijoles, habas…

Cereales integrales; avena, maíz, arroz, trigo…

Verduras; brócoli, zanahoria, calabaza…

Frutas; manzana, arándano, melón… come plátano con moderación.]

Engrasa tu cerebro. Si se le quita el agua, el cerebro está formado en un 60 por ciento de grasas, algunas de las cuales, como los ácidos omega-3 y omega-6 son esenciales tanto para prevenir dolencias como el Alzheimer o la depresión, y sacar el máximo provecho a la inteligencia. En cambio, el exceso de otras grasas, como el colesterol o las saturadas, es nocivo.

  • [Alimentos ricos en grasas benéficas:

Frutos secos; nuez, almendra, piñón, avellana… cuidado con los cacahuates, que no son una nuez y tienen muy pocas grasas buenas.

Semillas; linaza, girasol, calabaza, ajonjolí también.

Pescado; salmón, atún, caballa… El pescado es fuente de ácidos grasos omega 3. ]


Fosfolípidos, las moléculas de la memoria. Son grasas inteligentes que ayudan a fabricar la mielina que recubre los nervios, favoreciendo que las señales lleguen sin problemas al cerebro, no sólo mejoran el humor, refuerzan la mente y optimizan el rendimiento intelectual, sino que además protegen frente al declive de la retentiva y el mal de Alzheimer.

[Huevo y leche de preferencia orgánicos. También en hígado, sesos, y corazón.]

Aminoácidos para los mensajes cerebrales. Estos compuestos, que son los ladrillos con los que se construyen las proteínas, mejoran la capacidad de comunicación interna del cerebro, y su deficiencia puede ocasionar depresiones, incapacidad de relajarse, mala memoria y falta de concentración. Si las palabras con que se comunican las neuronas y nervios entre sí son unos mensajeros químicos llamados neurotransmisores, las letras con las cuales éstos se forman son los aminoácidos.

[Huevos, lácteos, carnes, legumbres, cereales… todos son proveedores de uno o varios aminoácidos, y la mejor manera de obtenerlos todos es combinando las proteínas de legumbres con proteínas de cereales, aunque no sea en la misma comida. Combinaciones de alimentos que suman los aminoácidos esenciales son: garbanzos y avena, trigo y frijoles, maíz y lentejas, arroz y cacahuates, etc.

*La Quinoa es un alimento con alta cantidad y calidad en proteínas y aminoácidos esenciales

Estos son unos suplementos que también aportan aminoácidos.
• La espirulina, alga unicelular capaz de sintetizar sustancias nutritivas y almacenarlas en su citoplasma, contiene proteínas de elevado valor biológico, vitaminas del grupo B, betacarotenos y minerales como potasio, calcio, zinc, magnesio, manganeso, selenio, hierro y fósforo.
• Levadura de cerveza: planta unicelular, contiene dieciséis aminoácidos esenciales para el correcto funcionamiento del cuerpo, enzimas y coenzimas vitales en la producción de energía, vitamina B, hierro, fósforo, manganeso, zinc, cobre, aluminio, sodio, potasio, magnesio, níquel, yodo, boro, pequeñas cantidades de selenio, cromo, estaño, oro y plata. Cada grano de levadura es un excelente alimento, apenas contiene grasa, fécula o azúcar y sus proteínas satisfacen el organismo satisfaciendo el apetito, incrementando el metabolismo y proporcionando ánimo y energía.]
• Polen

Otros alimentos beneficiosos para el cerebro
Chía, Avena, Granada, Café, Té, Chocolate puro, Ostras, Aceite de Oliva, Ajo, Diente de león, Muérdago, Cola de caballo, Germen de trigo, Soya, Mango, Kiwi, Fresa, Limón Aguacate y Tomates.

http://www.alimentacion-sana.com.ar/Portal%20nuevo/actualizaciones/alimneuronas.htm

Se ha producido un error en este gadget.