viernes, 17 de abril de 2009

bolsas de plástico... basura!


El 22 de Abril se celebra el Día de la Tierra. Y como es un día tan importante, puesto que todos vivimos en ella, pensé que la mejor forma de celebrarle a nuestro hogar es tratando de generar consciencia acerca de la basura que tiramos gracias a las bolsas de plástico.

En el 2003 se calculó que el consumo anual de bolsas de plástico alrededor del mundo esta entre 500 billones y un trillón de piezas. Alarmante cantidad, sobre todo si se considera que menos del 1% de esa cantidad se recicla pues es más costoso reciclar una bolsa que producir una nueva; además el proceso de reciclaje también emite muchos gases contaminantes. Por lo que el reciclaje de bolsas no brinda solución a este problema.

Lo que debemos saber, pues es todavía más importante que esos números que podrían no significarnos nada, es a dónde van a parar todas esas bolsas:

Más de 17 millones de kilos de plástico son arrojados al mar cada año, o bien las bolsas son arrastradas a distintos lugares de la tierra, ríos, lagos, desagües; causando daños en flora y fauna de la región, inundaciones, un terrible aspecto… y producir altísimas emisiones de carbono durante su fabricación.

Las bolsas plásticas están hechas de polietileno que se obtiene del petróleo; reduciendo el uso de bolsas, se disminuirá el consumo de petróleo: recurso no renovable que tantos conflictos provoca. Con el paso del tiempo (mucho, mucho tiempo), el plástico se degrada formando petro-polímeros más pequeños y tóxicos que finalmente contaminan suelos y vías fluviales pues son partículas microscópicas que llegan a formar parte de la cadena alimenticia de la vida silvestre con consecuencias catastróficas.


Las bolsas de plástico son consideradas como símbolo del desperdicio de una cultura consumista. Actualmente se discute en la Cámara de Diputados y Senadores la prohibición del uso de bolsas de plástico en las tiendas a nivel nacional; proponiendo el uso de aquellas hechas con polímeros biodegradables. Los ecologistas y conocedores de la materia opinan que incluso los plásticos biodegradables (hechos a partir de fibras de maíz o caña) no son la solución: requieren igual que los otros plásticos de procesos de fabricación contaminantes y más que eso; no fomentan la cultura del reciclaje y la conservación. Se trata de un producto innecesario que aumenta los costos de los negocios y contamina los ecosistemas.

Algunas cadenas de supermercados en Europa están iniciando programas que pasan por concienciar al consumidor sobre los malos efectos de esta costumbre y terminan en la desaparición de bolsas de plástico.


PROPUESTA QUE DA SOLUCIÓN: LAS BOLSAS DE TELA.

Si usamos bolsas de tela podemos ahorrar unas 6 bolsas por semana (mínimo). Por ahí de unas 288 bolsas al año por persona. Es así de sencillo.


Este 22 de Abril y a diario: Celebra nuestro planeta, ámalo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Se ha producido un error en este gadget.